Como ir cómoda (y con estilo) a la oficina

Como ir cómoda (y con estilo) a la oficina
22 Septiembre, 2015 Rosa Perpinyà
Rosa Perpinyà
In La Colometa BLOG

Se acabó eso de abrir el armario lleno de ropa y decir: ‘No tengo nada que ponerme’. Con este post intentaremos daros los puntos básicos para poder crear un look ideal para ir a trabajar.

La rutina, los madrugones, desayunos a medias por miedo a llegar tarde, … y encima, no saber que ponerse para ir a la oficina y no parecer una más. ¡Basta! Conseguiremos un look apropiado y con estilo propio para ir a trabajar sin renunciar a ir favorecida. Para lograrlo, tienes que hacerte con algunas piezas claves para este otoño-invierno – que te servirán para el próximo año -.

1- Modernizar tus pantalones: apuesta por nuevos cortes, para lograr looks diferentes. Busca mezclar texturas, nuevas siluetas y volúmenes.

2- Apuesta todo a un color: si vistes de un solo color conseguirás –lo creas o no–, alargar ópticamente tu figura. ¡Ojo! Aquí entran en juego varios factores que determinan el color a elegir. Tu color de piel, tu constitución y el buen gusto. Por muy alegre que resulte el amarillo o el rojo, tal vez no sea el color más apropiado para ir a trabajar. Una pista, el azul marino es el nuevo negro, tened en cuenta el verde (en cualquier tonalidad) y el marsala (granate para la gente normal…) que sigue siendo el color del año.

3-Invierte en una falda tapiz. Son elegantes y estilizan un montón. Son perfectas para ir a trabajar, tienen la medida justa por la rodilla. Es un clásico que nunca pasa de moda, ya sea estampado o en negro.

4- Un cardigan o blazer, mil looks diferentes: ya hemos dicho que esta chaqueta es un básico imprescindible en cualquier época del año. Esta  temporada, la novedad está en su largo. Es una de las piezas claves que se puede llevar sobre vestidos o jeans con mucha comodidad.

5-Un bolso en el que invertir: en serio, cuantos bolsos tienes y ninguno es el bolso de tus sueños. Sé más fuerte que tus impulsos primarios, ahorra e invierte en un bolso de calidad (¡ojo! No estoy hablando únicamente de los bolsos de piel. Hay otros tejidos muy duraderos y de calidad. Evidentemente, más económicos que los bolsos de piel) que te pondrás en todo momento y que con solo verlo te alegre el día.

7-Deja de sufrir por los zapatos: la vida es miserable si desde que sales de casa llevas un mal calzado. Especialmente, si te hacen daño.  Apuesta por comprarte unos zapatos clásicos, cómodos y bonitos. Existen, no es una utopía. Solo tienes que dejar de comprar a granel e invertir.

8-La camiseta como alternativa a la camisa: la camiseta es un básico mal entendido. Si la llevas con el blazer adecuado, un pantalón bonito y acertado para la oficina y unos zapatos salón, no sólo modernizaras tu estilismo, sino que te sentirás más cómoda pero igualmente elegante.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*