6 Consejos para que la ropa nos dure más

6 Consejos para que la ropa nos dure más
6 Junio, 2017 Rosa Perpinyà
Rosa Perpinyà
In La Colometa BLOG

A veces sin ser conscientes de ello comentemos errores que destrozan nuestras prendas favoritas. Así que hoy os traemos un post especial para lograr que nuestras piezas duren mucho más.

1 Utiliza la lavadora con sabiduría

Son muchos los errores que cometemos con el uso de la lavadora sin ser conscientes del daño que ejercemos en los tejidos. Los más habituales son: no separar las prendas por colores, introducir prendas delicadas, aplicar excesivo calor o seleccionar un programa erróneo. Aunque la más extendida es: lavar las prenda a las que sólo hemos dado un uso. En realidad, una vez nos quitamos la prenda deberíamos colgarla en un lugar aireado. Después, si la prenda no está manchada deberías considerar darle algún uso más antes de volverla a lavar.

Otro aspecto con el lavado es la práctica de separar la ropa según colores, para evitar sorpresas desagradables y proteger las prendas más claras. Pero también debemos tener cuidado con la selección del programa según las necesidades de cuidado de cada prenda.

Además es importante recordar que deberíamos darle la vuelta a los vaqueros para que destiñan menos, y a las camisetas estampadas para que no pierdan su dibujo. Si dudamos con alguna pieza delicada, es mejor usar un bolsa especial para lavado, así la protegemos de la erosión con otras prendas, botones o cremalleras.

2 Nunca usar perchas con prendas de punto

Otro error es no saber identificar correctamente qué prendas deben ir colgadas y cuáles dobladas. La ropa de punto no debería colgarse bajo ningún concepto en perchas. Así evitaremos que los jerséis están dados se sí en los hombros y que los puntos queden abiertos.

Además, os aconsejamos que las prendas más delicadas como vestidos o camisas se cuelguen de perchas acolchadas, que respeten la forma de los hombros. También es bueno procurar colocar los abrigos en las perchas más anchas.

3 Aprender a tender

Es muy importante priorizar el uso del tendedero por encima de la secadora. El calor daña muchísimo la ropa. Al tender es conveniente buscar los pliegues de la ropa para colocar las pinzas: axilas en las camisetas, e ingle en los pantalones. Otra mala práctica es tender las prendas durante la mañana, con el argumente de que “hace sol”, precisamente la luz directa del sol es lo peor que puede sentarle al color, en especial las prendas oscuras. Es mejor tender a primera hora de la mañana y recogerla cuando hay mucho sol o, esperar a la tarde.

4 El truco de la seda

La seda es uno de los tejidos más bonitos que hay y, pese a su apariencia, es uno de los más resistentes. Para lavar una pieza de seda que ha sido usada pero no está sucia, hay un truco muy eficaz: limpiarla con vapor de agua. Consiste en colocar la prenda en su percha y al ir a ducharte colgarla dentro del cuarto de baño. El vapor que desprende la ducha, ése que convierte el espejo en un pizarra, se encarga de limpiar la prenda. Y ya está lista para un nuevo uso

5 Lavar a mano

Lavar siempre a mano jerséis y prendas delicadas. Lo ideal es esperar a tener varias prendas para no derrochar agua, y usar agua fría para evitar que destiña o encoja. Para hacerlo bien habría que usar un detergente especial para prendas delicadas (y sin abusar con la cantidad), verterlo en el agua y mezclarlo con ésta antes de introducir la prenda. Una vez lavada hay que escurrir bien la prenda y dejar que se sequen en un lugar aireado, en una percha o de forma que evitemos que se deformen.

6 Productos

Los productos que decidimos comprar para limpiar la ropa son claves dentro de nuestra salud e higiene diarias, y también tienen un impacto en el medio ambiente. Los productos convencionales pueden contener sustancias químicas artificiales que dañan la prenda o que dejan toxinas en el tejido o en el agua. Algo que no ocurre con los ingredientes naturales. Muchos productos “blanqueantes” incluyen un “abrillantador óptico” , un químico que refleja la luz y hace que el tejido se vea más blanco, pero que no tiene nada que ver con la eliminación de la suciedad. Además, no son biodegradables. Conocer no nos hará daño, así que recomendamos explorar las gamas de productos ecológicos que empleen ingredientes naturales. Especialmente importante para las persona que tienen la piel muy sensible.

VÍA: vogue

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*